La reducción de la jornada a las 35 horas crearía 7.000 puestos de trabajo en los medios de comunicación

La Agrupación de Periodistas de UGT (AGP-UGT) reivindica la reducción de la jornada laboral a las 35 horas y una nueva reorganización del tiempo de trabajo para mejorar la salud de las trabajadoras y trabajadores en el sector de los medios de comunicación. La reducción de la jornada supondría la creación de 7.000 nuevos empleos y una nueva reorganización del tiempo de trabajo con menos estrés y agotamiento, con disminución de la siniestralidad laboral y una mejor conciliación entre la vida personal y profesional.

Desde la AGP-UGT creemos que ya es hora de reducir la jornada de una forma significativa en el sector. En la última década la jornada pactada en los medios de comunicación se ha reducido en 0,2 horas a la semana, desde las 39 horas de 2013 a las 38,8 horas en 2023. Aunque todos los sectores se verían beneficiados de la reducción de la jornada, lógicamente los que contemplan jornadas mayores como agencias de noticias, con 40 horas semanales, y prensa, con 39,2, serían los primeros en notar los efectos positivos de esta medida.

La mejora de la salud tiene que ser, tanto para los empleados como para las empresas del sector, el principal motivo para reducir la jornada. Hay que recordar que en el sector de Información y Comunicaciones el 6,2% de las trabajadoras y los trabajadores de los medios de comunicación presentan síntomas compatibles con la depresión y un 5,9% consume medicación de forma habitual.

Además, la exposición a la presión del tiempo o sobrecarga de trabajo es del 39,9% (47,5% entre las mujeres), un 10,6% se ve expuesto a la inseguridad laboral y un 6,6% a la falta de autonomía o de influencia sobre el ritmo o procedimientos de trabajo. Todos estos datos inciden de forma significativa en las dolencias mentales padecidas por las personas trabajadoras del sector.

Por todo lo expuesto desde la AGP-UGT entendemos que la reducción de la jornada sin merma salarial sería muy beneficiosa en términos de seguridad y salud, tendría un impacto positivo en la conciliación entre la vida personal y profesional, crearía empleo, incrementaría la productividad y preservaría el medio ambiente.